Make your own free website on Tripod.com

COMIENZO | GOLEADOR | SOCIOS | SELECCION | FOTOS | 100 X 100 | BARCELONA F.C. | DESPEDIDA | LV

Nacido para Brillar

Ya de chico llamaba la atencion por como se las rebuscaba con la pelota a pesar de su estatura y entonces comenzo su recorrido en equipos de baby probandose ( Ateneo Colegiales, Club Río de la Plata, Parque Chas). "Los rivales lo miraban antes de jugar y se reían porque era muy chiquito. Despues no lo podía parar nadie" comenta Alejandro Corrales un gran amigo de javier. Luego llego a River para probarse y comenzar una carrera brillante y empezar a cumplir sus sueños. No le fue facil. Humilde con bajo perfil, pero seguro de si mismo. Asi se planteó desde bien pibe que no quería ser suplente y estubo ahí de irse a San Lorenzo porque en River no lo ponían. Si, el pibe de los 27 millones se sentaba en el banco, pero a fuerza de goles porque petiso y de poco peso siguio siendo y dio el primer gran salto de Novena a Sexta división. Y lo fueron conociendo todos: gozando en River y sufriendo en el resto de los clubes. El proyecto de gran jugador fue tomando mas y mas color.

El primer contacto con los ídolos. Y su primer "trofeo de guerra": la foto con Francescoli. "En una final, nos dijieron que el que entraba a la cancha no volvía a alcanzar pelotas. Entré igual, no me iba a perder la chance de tener una foto con Enzo" recuerda. Compañero de D'Alessandro en la Sexta, pero a entrenarse con el plantel profesional. Los ojos de Ramón Diaz habian marcado a ese chiquilin de 1,67m y 57 kilos. La gente ya lo empezaba a descubrir en los partidos de Reserva.

El gran dia está por llegar... "Me iba y mire de casualidad el pizarrón del vestuario. Estaba entre los que viajaban a Jujuy. Si no me pegaba Hernán Diaz en la cabeza para que reaccionara, me quedaba ahí todo el día", cuenta Javier. Llegó a casa y lloró con sus padres.

Y el dia tan ansiado llego y el calor jujeño empezaba a pegar fuerte. En el banco, Ramón sorprende con un pibito que a los quince minutos entra por el lesionado Cristian Castillo. "Mire alrededor y vi que no había otro delantero. Me temblaron un poquito las piernas. Lo mismo que cuando me llamó Ramón y me dijo que calentara". Parecia que de sólo mirarlo lo voltearían. River perdía con varias ausencias porque se venía un superclasico. Netto empató de penal y llegó el descanso. Hasta que a los ocho minutos del segundo tiempo, el 27 agarró la pelota, metió un pique cortito y definió: ¡goooooool! Y casi repitio, pero su tiro de cachetada se fue cerquita. Al final fue empate, pero

 

para javier era su gran dia. "Cuando meti el gol no lo podia creer. Yo ya estaba satisfecho por haber entrado. Me acorde de mi familia". - ¿Y cuando terminó, cómo fue el vestuario...? -"Vino Ramón y me dijo: 'Muy buen, pibe' y me habilitó para que me quedara con la camiseta, la numero 27.

Ya sus sueños se estaban cumpliendo.

 

WWW.ELCAMPEONDELSIGLO.COM

COMIENZO | GOLEADOR | SOCIOS | SELECCION | FOTOS | 100 X 100 | BARCELONA F.C. | DESPEDIDA | LV